Páginas

viernes, 24 de octubre de 2014

Yo quiero una hija perfecta ¿y tú? | M V B

Yo quiero una hija perfecta que no tenga miedo de llorar cuando quiera algo, sin que otros piensen que es una engreída, porque es una bebé aún y no sabe cómo expresarse.

Yo quiero una hija perfecta que se equivoque las veces que sea necesario y que la próxima vez lo haga mejor y aprenda de ese error.

Yo quiero una hija perfecta que sepa diferenciar entre el bien y el mal.

Yo quiero una hija perfecta que no tenga miedo a equivocarse y que aprenda a decidir así sea una decisión que no me guste.

Yo quiero una hija perfecta que si se demora en aprender lo que otros niños ya saben, lo aprenda, que se demore pero que aprenda. Cada niño tiene su ritmo.

Yo quiero una hija perfecta que llore cuando la deje en la guardería porque tiene miedo de que su mami no regrese.

Yo quiero una hija perfecta que si no sabe nadar a los 30 años, no tenga miedo de decírselo a sus amigas -os-.

Yo quiero una hija perfecta que aprenda a quererse así misma para que pueda querer a los demás.

Yo quiero una hija perfecta que si no come todas las verduras, ella sepa que igual la seguiré amando. Yo odiaba el pato y ahora me encanta! No me gustaba el cuy y ahora siempre que puedo, como uno entero!! No me gustaba el brocoli, ahora lo como sólo hervido, sin sal sin nada!! Antes no me gustaba el locro, ahora lo como con mi pollito en guiso y arrocito!! MAS RICO!

Yo quiero una hija perfecta que tenga miedo de bañarse porque piensa que va ahogarse.

Yo quiero una hija perfecta que elija la carrera que quiera porque le apasiona y no por presión de sus padres.

Yo quiero una hija perfecta que cuando salga, la encuentre con la cara pintada de mis labiales y sombras y reirnos juntas.

Yo quiero una hija perfecta que tenga miedo, que llore, que haga pataletas, que haga berrinches, que no coma verduras, que no duerma temprano, que grite, porque nadie es perfecto, ni nosotros mismos cuando éramos pequeños, al menos yo no lo soy, mi mamá siempre nos cuenta historias donde mis hermanos y yo teníamos cada uno personalidades distintas al otro pero igual ella nos quiere y da todo por nosotros, porque somos sus HIJOS, somos HUMANOS, cometemos ERRORES, nos EQUIVOCAMOS, LLORAMOS, REIMOS, nos ENOJAMOS, tenemos sentimientos, emociones, como cualquiera, y es normal que las demos a notar porque eso es lo que hace una persona normal, no se tiene que criar a un niño para que reprima sus sentimientos diciéndole frases como:

"Los niños no lloran"
"Mira ese niño, sí come y tú no, qué malcriado eres"
"El loco te va llevar si no comes"
"Qué malcriado eres"
"Ya no te quiero, si no comes"
"Qué cochino eres, cómo no te vas a querer bañar"
"Eres igual a tu padre"
"No le hagas caso a tu abuelita (mama de tu esposo/pareja), está loca"
"No corras que te vas a caer"
"Ojala te caigas para que aprendas"
"Qué burro eres, cómo no vas a saber cuánto es 1+1"
"Mira ese niño tranquilito y tú eres un malcriado"
"Ya te caíste, encima te voy a dar"
... la lista es interminable y cada vez más absurda.

No tengamos miedo de que nuestros hijos cometan errores o que no sean "perfectos" eso no existe, ellos al igual que nosotros van a cometer una serie de errores, lo que importa es que les enseñemos a mejorar cada día, enseñándoles que eso no se hace pero con cariño, no gritándoles.

Hacer travesuras es parte de su aprendizaje, hay que ser autoritarios cuando se tiene que ser, hay que tener paciencia, yo la tengo (la mayoría de las veces) obvio nadie es recoooontra paciente pero respiremos (eso me sirve) hay que darles una niñez con anécdotas qué contar, de la cual nos podamos reir cuando ellos estén grandes y ellos sepan que SIEMPRE los tratamos con cariño, así como cuando mi mamá cuenta nuestras "aventuras" y se ríe y yo también porque ella nunca nos puso un dedo encima por más travesuras que hayamos hecho. Al igual que mi abuelita.

Yo creo en la crianza con apego, creo en el colecho y lo practico, duermo todos los días con mi hija, TODOS! y no me averguenza, porque sé que es una etapa, depende de cómo uno lo tome y haga que sus hijos aprendan a despegarse poco a poco. A la larga, ellos mismos te pedirán su propia cama y su "privacidad".

Como dice la frase... Ella sera niña una vez, tu seras madre por siempre.

Estas son palabras que NO debemos tener en nuestra cabeza una vez que tengamos hijos:

REPRIMIR
INSULTAR
PEGAR
GRITAR
REPRENDER
HUMILLAR
COMPARAR
BURLARSE
IGNORAR

Y ustedes ¿quieren un hijo perfecto?

Para mí, mi hija es perfecta tal cual es ella! ♥


Te amo Maria Gracia y a tus travesuras también ☺

Hasta la próxima ♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario