Páginas

lunes, 20 de octubre de 2014

La maternidad: Un gran cambio en mi vida | M V B

Nadie te "advierte" al 100% de todo lo que dejarás por ser madre a tiempo completo, en verdad sí, tu mamá, amigas que tienen hijos, tus tías, etc etc, pero en ese momento no lo quieres creer, porque sabes que es verdad, pero sólo lo creerás cuando "te toque vivirlo".

La lista es interminable pero tampoco es algo para decir: "¡Ayyy! ¿en qué me metí?" es sólo un recuento de lo que dejamos atrás para poder llevar una maternidad ininterrumpida, una maternidad saludable y sana.

1.- El trabajo: En mi caso, me chocó demasiado, pero no lo sentí cuando nació mi hija, porque yo dejé de trabajar cuando salí embarazada, tuve un embarazo complicado al principio y tuve que estar en cama por un par de meses.
Extraño tanto trabajar, siempre me gustó hacerlo y me sigue gustando revisar mi bandeja de hotmail con las ofertas que me mandan cada día, pero ahora ya no lo hago, es un daño en verdad. Trato de meterme la idea en mi cabecita de que ya falta poco para comenzar a trabajar y así será.

2.- Las amistades: Y no es por ser una antisocial o una "sonsa" sino porque un bebé te ocupa demasiado tiempo, y más cuando no tienes apoyo de una empleada o un familiar desocupado, una tia, una amiga, una hermana o la abuela. Es así, tienes que dejar de lado las amistades (por un tiempo), no por elección sino porque sí. Yo lo vivo más aún porque vivo en una ciudad donde no conozco mucha gente, por no decir a NADIE! y tengo que hacerlo.

3.- Los engreimientos: No digo que nunca te vayas a un spa o que nunca te pintes las uñas, pero intenta pintártelas y que luzcan igual para el día siguiente, TE RETO! y es que ya lo he intentado y creánme no es una buena idea, si vas a lavar platos o ropa, es un desperdicio de esmalte y tiempo, mejor pónganlos en su mesita de noche, ahí acurrucaditos por unos añitos más y los encotrarán secos pero ahí con ustedes jajajajaja.

4.- Las salidas noctunas: Si piensan en salir, háganlo pero no vuelvan a las 4am o 5am destilando alcohol hasta por las orejas y no pudiéndose parar en 4 (la clásica), los deberes de la casa llaman y un bebé más aún, ellos no esperan a que se te pase la resaca o que ya te sientas mejor ¡JA! no no no, eso ya quedo en el pasado ¡WAKE UP, WASH YOUR FACE AND TAKE CARE  YOUR BABY!

5. Impecable yo?: Sí, ya no basta con ponernos una blusa bonita, un blue jean apretadito y unos zapatos de la última temporada, o sea sí lo puedes hacer pero a ver si no terminas con las babas o con alguna papilla en esa blusa bonita blanquita de gasa que tanto te gusta y que combina con todo. Por eso yo ando en pijamas jajaja a veces, no siempre, pero la mayoría de veces sí.

6.- Conversaciones con ellas: Las interminables conversaciones con nuestras mejores amigas, esas que duraban más que una película completa y hablaban de cosas que ya han hablado pero ahora con más palabras jajaja esos chismes, esas "novedades", esos rajes bravos!! Se puede hacer obvio que sí, pero no con la misma "intensidad" que antes, creánme :)

7.- Salir a pasear: ¿Recuerdan cuando salían de su casa, bien tizas, oliendo rico a nuestro perfume favorito, con un make up YA NO YA!, y ese bolso que tanto nos encanta? ¿Lo recuerdan? Pues vayan olvidandose porque con un bebé en casa y para salir a pasear, pues tendrás que salir con 2 bolsos, uno tuyo y otro de tu bebé y más si te vas a algún mall o a la casa de algún amiguito de  tu bebé, y lo digo así porque tienes que llevar cambio de ropa, baberos, páñitos húmedos, pañales, juguetitos, una manta, mediecitas, etc etc etc y tu en tu bolso llevas lo que no cabe en el bolso del bebé o no?

8.- Dormir: Creo que esta la tuve que poner primera jajaja pero bueno, en verdad desde que mi hija nació, no he podido dormir para nada bien, los primeros meses sí aplicaba la clásica "duerme cuando tu bebé duerma" y me funcionaba, porque tuve ayuda los primeros meses, pero luego no es que se me haya complicado pero cuando ella dormía, yo hacía (hago hasta ahora) las labores de la casa y no se puede pegar el ojo porque es tiempo perdido, la ropa se acumula, los platos también y las habitaciones se ensucian más (así es). Por las noches tampoco agarro muy bien el sueño porque personalmente soy muy noctámbula, avanzo con cosas que quiero hacer en el día, por la madrugada. Y al día siguiente pues tengo que levantarme a seguir haciendo la misma rutina.

9.- Pensar sólo en ti: Y no me refiero a que sólo debes pensar en tus hijos, sino que PRIMERO debes pensar en ellos, en lo que les afecta las decisiones que tú tomes, decidir ahora no depende de que si YO puedo, sino de que si le afecta a mi hija. No podemos seguir pensando en nosotros cuando ya tenemos a una personita que nos ha dado vuelta a la vida.

10.- Esos largos baños: Creo que no hace falta decir mucho. A todas nos pasa, que cuando queremos darnos esos baños largos con ese rico exfoliante o una crema hidratante para baño, o probar ese shampoo que recien nos hemos comprado o depilarnos tranquilamente y estar decentes, echarnos nuestras cremitas en la cara sin apurarnos, UFF! cómo extraño eso, pero falta poco, Maria Gracia ya esta creciendo y pues ya llegará, aunque debo reconocer que cuando esta durmiendo, aprovecho y sí, a veces me engrío yo misma y hasta logro echarme mis cremitas en todo mi esbelto cuerpo ☺

Y estas son para mí, las más resaltantes, estoy segura de que hay muchísimas más, te sabes alguna? Cuéntamela aquí, en el blog!
Hasta la próxima ♥

Maria Isabel

No hay comentarios:

Publicar un comentario